lunes, 17 de abril de 2017

El último Don Libro vs Miniserie





 

Hola a todos y bienvenidos a una nueva entrada de la sección Libro vs Película, en esta ocasión, como el nombre lo dice, se trata de El último Don y su comparación con una miniserie de 4 capítulos. También quiero señalar que corresponde de igual forma a la sección Mi autor favorito, en la que cada cierto tiempo subo entradas referidas al escritor Mario Puzo.

Me enfocaré objetivamente en elementos que podrían gustarme más de uno por sobre el otro y daré en forma detallada mi opinión sin dejar spoilers que podrían estropear la lectura o la expectación de cualquiera.

Te recuerdo que ésta es mi opinión, y si sientes que hay algo que no he mencionado y quieres expresarte te invito a que lo hagas, con respeto, en la caja de comentarios. Como siempre digo también siempre es recomendable leer el libro, y ojala antes de ver la adaptación.


Empecemos...



El libro El último Don (1996) del escritor Mario Puzo, sigue la historia de la familia Clericuzio desde los años 60's, quienes han dedicado su vida al negocio del juego ilegal y las drogas. Empieza con el bautizo de Dante Clericuzio y Croccifixio (Cross) de Lena, en una ceremonia familiar. El patriarca de la familia, Domenico Clericuzio, ve como su nieto y sobrino nieto están siendo bautizados y, tras haber terminado una guerra con la familia Santadio, que le ha costado la vida de uno de sus hijos y de su yerno, se pone a pensar que es tiempo de retirarse y formar una vida nueva sin la desquiciada y peligrosa situación a la que siempre se han enfrentado. Reúne a sus hijos Giorgio, Vincent y Petie, y a su sobrino Pipi (A quien ha apoyado desde que su hermana falleció) para informarles de sus planes y hacer algunos cambios. Giorgio trabajará como corredor en la bolsa de valores, Vincent estudiará para cumplir su sueño de convertirse en Chef, y Petie empezará una carrera dedicada a la inmobiliaria, mientras Pipi (Joseph de Lena) se mudará de Nueva york a las Vegas para trabajar en el Casino y Hotel Xanadu, la reciente adquisición de la familia Clericuzio tras la extinción de la familia Santadio, con un 49% de propiedad, frente a un 51% que pertenece al administrador y dueño del Hotel, Alfred Glonevert. El tiempo va avanzando y se van despojando de a poco de los negocios ilegales que poseen (aunque aún protegidos por sus contactos, ya que no son mártires tampoco) y la vida va tomando nuevos rumbos para cada uno. La familia se compone entonces por Don Clericuzio, sus tres hijos, su hija menor Rose Marie, Pipi, Dante (Hijo de Rose Marie) y Cross (Hijo de Pipi). Pipi, además de su hijo Cross, tiene una hija llamada Claudia, pero tras una nefasta separación con Nalene, la madre de éstos, deben decidir quien se va a ir con quien, y Cross, demostrando el caracter dulce y conciliador que siempre ha poseído, decide irse con su padre por temor a que éste pueda hacerle algo a su madre y hermana, por lo que Claudia siempre guarda un temor hacia Pipi, y el mundo mafioso que lo rodea. ¿Podrá una familia que siempre ha estado en la mafia escapar de ella?
En lo que continúa el libro avanzamos a los años 90's, en donde Cross, Claudia y Dante ya son grandes. Cross, tras haber pasado años trabajando en el Hotel Xanadu, se encariña con Alfred Glonevert, quien al morir hereda su porcentaje del Hotel a Croccifixio, éste último temeroso por compartir con la familia Clericuzio un negocio avalado en tanto dinero. Claudia es guionista, y está en el proyecto de filmar la película Mesalina, pero tiene complicaciones pues su mejor amiga y actriz principal renuncia por problemas graves con su ex marido (Alguien tan loco que la amenaza con arrojarle ácido en la cara) lo cual perjudica demasiado a Claudia pues es la película que le dará el reconocimiento que espera. Dante por otra parte, a pesar de los deseos de su abuelo de no dejarlo meterse en los negocios de la familia, adquiere un carácter prepotente y violento, y poco a poco querrá meterse para hacer de las suyas, tiene la boca ensangrentada. En el libro vemos la mafia, la política y el cine desde un ámbito certero, en el que incluso llegamos a justificar ciertos actos, llegando a empatizar con ésta familia.


La miniserie del mismo nombre (1997-1998) cuenta con 4 capítulos de entre una hora y media y dos horas. Sigue la misma trama, aunque no con el mismo orden en que se manifiestan en el libro, pues ciertos recuerdos y explicaciones que salen casi al final son puestos en orden cronológico de hechos. El casting tiene aciertos increíbles, muy buenos actores y escenarios muy parecidos a la descripción del libro, y en los primeros capítulos agregaron cosas que, a mi parecer, eran innecesarias, pero que no alteran en ninguna forma el producto final. Como es una miniserie las dividiré en dos. Los primeros dos capítulos (1997) emularon el libro casi en su totalidad, solo dejaron de lado tres personajes, Steve Stallings (Actor famoso), David Redfellow (Socio de Don Clericuzio) y Ernest Vail (Escritor), y por otra parte juntaron los personajes de Molly Flanders, Melo Stuart y Claudia de Lena en uno, quitando la profesión de guionista de ésta última y conviertiendola en abogada, profesión que correspondía a Molly, y siendo Claudia la que representaba a Athena en todo momento, haciendo innecesario al personaje de Melo, quién era su representante. Los personajes están muy bien elegidos, pero hablaré de algunos de ellos en particular para compararlos con su símil en el libro:



Cross de Lena: ¿Qué puedo decir de Cross? Desde niño es dulce, prudente, maduro y un fiel admirador de su padre, Pipi, siempre fue considerado y querido por todos los que lo rodeaban. 
Al crecer se convierte en alguien distante, trabajador y con un corazón justo y sincero, pierde seres queridos, debe enfrentar pruebas que van contra sus principios, pero nunca olvida nada de lo que le enseñó su padre Pipi. La verdad yo me enamoré de él en el libro, simplemente decir que Cross me alegra la tarde, y es que es tan perfecto que no tiene comparación con nadie. 
Me encanta y a través de las páginas solo deseaba que todo le saliera bien, y que pudiera obtener su independencia en cuanto a la vida que llevaba. En la película, interpretado por Tim Redwine cuando niño es la viva imagen del libro y del actor que lo precede, sin dudas un gran acierto por su nivel de actuación. Con Jason Gedrick, quién interpreta al Cross adulto, dieron en el blanco, no solo por su parecido físico, y su increíble galanura, sino también por su gran actuación, rindiéndole un gran honor al personaje en cuestión.


Athena Aquitane: Athena es una mujer fría por las circunstancias que ha vivido, no desea estar con nadie y está muy intranquila con la amenaza que significa su ex esposo. Interpretada por Daryl Hannah me deja con gusto a poco, no solo porque esperaba a alguien mejor parecida (Suena un poco superficial, pero en el libro se específica mucho de que es muy hermosa y posee un escultural cuerpo), sino que también porque le dieron un carácter más amoroso, cosa que no funciona pues la genialidad de su personaje es su increíble independencia y fuerte reticencia al amor.


Dante Clericuzio: Me fascina su actuación, creo que es impecable y grandiosa, se nota que el actor Noah Shebib en su niñéz y Rory Cochrane cuando es grande, trabajaron muy bien el personaje. Ambos lograron llegar a la perversidad del personaje, y Rory me llegó a asustar a ratos. Estéticamente no me gustó el físico de Dante adulto, pues era un tipo normal, cuando en el libro se describe que es un hombre muy bajo, musculoso y tenía una afición por los sombreros renacentistas que eran extravagantes, lo cual lo imposibilitaba de ser discreto.

En definitiva los dos primeros capítulos respetaron en su mayoría al libro, ahora el tercer y cuarto capítulo (1998) los dejaré afuera, pues continúan la historia en un punto que no era necesario alargar la trama, así que si algún día deseas verla, te recomiendo únicamente los primeros, los otros dañan la historia en vez de honrarla.


El veredicto???


Gana el libro, y debo decir que es un libro maravilloso, que si pudiera me arrodillaría ante cualquiera de ustedes para rogarles que lo leyeran sabiendo que no se arrepentirán.
El libro es perfecto, y su único inconveniente es la constante comparación con El Padrino, pero puedo jurar que, a pesar de que los dos son referidos a la mafia y a la tradición familiar, no se parecen en nada, llegando a ser incluso éste libro un digno oponente. Me encantó pero es que no saben de que forma, lo disfrute demasiado, no paraba de leer pero trataba de medirme para poder disfrutarlo. La historia de la mafia es brillante, con un Don muy inteligente que no sabes a qué llegarán sus planes, pues lo tiene muy bien pensado todo. Por otra parte la historia del cine es trascendental, y no me sorprende, pues Mario Puzo tiene experiencia en éste campo (Participando directamente en el guión de la trilogía de El Padrino y en guiones diferentes a lo acostumbrado como Superman de 1978), su experiencia provocó que hablara del cine desde una manera realista, en donde las drogas, el sexo, la manipulación, la extorsión, los desprecios y las estafas a los escritores son pan de cada día, con productores y directivos que no tienen nada que ver con la mafia, pero son tan peligrosos y venenosos como ellos, y éste componente me encantó, el lado B del cine es tan espectacular que te impacta totalmente. ¿Por qué no elegí la miniserie? Porque las primeras dos entregas son buenas, tienen un buen elenco, pero al mostrar los hechos de manera cronológica, pasados unos 10 minutos hay grandes spoilers que en el libro estaban al final a modo de relato, por lo que la gran sorpresa que me llevé al final se adivina en los primeros momentos. Excluí totalmente los dos últimos capítulos pues me parecieron insultantes al libro. Ojo, no es porque quiero que sea 100% como el libro, pero agregaron cosas que no llegaron a una armonía para convertirse en una digna continuación, resultando un burdo intento de estirar la trama, que ya era larga considerando que el libro tiene 538 páginas, y cambiaron el carácter de personajes que sé que no habrían actuado de determinada manera, ¡Siento que vi un Creepypasta!
La verdad si te gusta leer te recomiendo 100% el libro, y si deseas leerlo por favor nunca veas la miniserie, para mi fue una gran desilusión.

Me quedó un poco larga ésta entrada, pero de verdad deseaba hacerle honor a éste libro que me ha enamorado de principio a fin.


Yo no lo sé. Tú tampoco lo sabes. Nadie lo sabe. 
I don't know that. You don't know that.


1 comentarios:

Y.P Salavert dijo... [Responder]

Como se nota tu gran fanatismo por Puzo, a mi me pasa igual con algunos escritores o directores de cine que para mi son lo más de lo más jaja, y coincido contigo a pesar de no haber visto la serie en que los libros siempre (o en su mayoría) serán mejor que cualquier adaptación que se les haga.

Publicar un comentario